Tiempos de cambio, esperanza y renovación

La inter-relación entre las personas y los negocios, empresas o actividades económicas es, en este momento de transición hacia el “Paradigma” del siglo XXI, más importante que nunca. Para una empresa o actividad económica, los elementos vitales que aseguran su pervivencia en el tiempo son: La demanda de sus productos o servicios Una correcta capitalización Una tecnología actualizada Una gestión orientada hacia la calidad, el servicio y la comunicación Un equipo humano motivado y saludable, tanto desde el punto de vista físico como psicológico, en todas las áreas, sean de gestión o de producción. La salud es un término relativo que conviene considerar bajo nuevos puntos de vista, a fin de obtener una visión más sutil, pero también más realista y eficaz, de la falta de salud. En relación a las consecuencias: el quebranto es evidente cuando algún miembro de su equipo humano sufre una incapacidad para el trabajo. Es también importante cuando la dolencia no es incapacitante, pero reduce el bienestar de la persona, reduce su rendimiento y genera una situación anómala en el centro de trabajo. La empresa no está saludable si todo su equipo humano no lo está, y desde el punto de vista psicológico, sucede lo mismo en el sentido contrario. En relación a las causas: el estilo de vida, los hábitos, y principalmente la nutrición, así como la multitud de tóxicos a los que estamos expuestos, le van ganando protagonismo a la “mala suerte” o a “causas genéticas” cuando un enfermo se pregunta ¿Por qué me ha tocado a mí?. Ello se debe principalmente a la abundante información científica al alcance del público, que...

APRENDE A HACER TU RENTA 2015

¿Quieres hacer tu Renta con el borrador con toda seguridad? Aprenderás a detectar y corregir los frecuentes defectos que contienen los borradores, de los que eres responsable con tu conformidad, y a elegir la opción más beneficiosa. ¿Te gustaría aprender a utilizar los medios telemáticos que te ofrece la AEAT para hacer tu Renta gratis? ¿O simplemente quieres entender los conceptos de tu Renta? Si no has estado de alta como autónomo durante el 2015, ésta es tu oportunidad de aprender de la mano de un profesional! Inscríbete a nuestra formación ya! Plazas limitadas! Hotel Tuca (Vielha-Betren) – 7 de abril de 2016 – de 17h a 19h – Precio 15€ Reserva antes del 05/04/2016 en el 973.64.21.58 o por mail en...

Enfoques del Neuromárketing, PNL y Psych-k® y sus aplicaciones en la empresa

No soy una experta en neuromárketing, mas todas mis lecturas, así como las muchas conferencias y vídeos con las que me he podido documentar (y deleitar), me permiten hoy emitir mi humilde opinión al respecto, y ofrecer a mi lector una comparativa del enfoque y los usos en empresa entre Neuromárketing, Programación Neuro Lingüística y Psych-k® En las tres disciplinas nos encontramos con un estudio de la respuesta automática del cerebro frente a una situación. Estímulo => respuesta. Las tres buscan la manera en la que esta respuesta afecta al individuo. El objetivo de todas ellas es alcanzar el cambio deseado con una metodología. Las tres están de acuerdo en la vinculación entre el sentir-pensar-hacer. ¿Entonces cuáles son las diferencias? El enfoque y los objetivos. El enfoque del neuromárketing es ofrecer resultados de ese análisis de las respuestas neuronales frente a los estímulos estudiados para aumentar la calidad comunicativa y eficacia en el márketing, con el objetivo empresarial de aumentar ventas, mejorar una identidad corporativa, potenciar una marca, etc… partiendo de las premisas ya detectadas en los consumidores, sin pretender una modificación diferente a la potenciación de la respuesta. El enfoque de la Programación Neurolingüística (PNL) es utilizar los mecanismos que fluctúan entre la mente consciente y la mente subconsciente a favor del objetivo deseado. Los objetivos son muy diversos, pues se aplican en el mundo empresarial y en consultas individuales. En el mundo empresarial, la PNL puede utilizarse en las mismas áreas que el neuromárketing, pero en lugar de utilizar datos científicos, se servirá de las experiencias subjetivas que interese potenciar ( o incluso substituir) para el objetivo predefinido. La...

¿Qué impuestos pagas trimestralmente?

Depende del régimen en el que se encuadre tu actividad pagarás unos impuestos u otros. Para esquematizar, vamos a describir los casos más “habituales” para los autónomos: Pago a cuenta del IRPF Estimación directa Simplificada ((Ingresos – gastos)- 5% de (ingresos-gastos)) x 20% (si no tuvieras amortizaciones). Esta declaración es acumulativa, de manera que en cada trimestre iremos acumulando lo de los trimestres anteriores del mismo ejercicio. Modelo 130. Estimación Objetiva En el primer trimestre se computan las unidades de los módulos que se establezcan para tu actividad, y se multiplican por el precio establecido en la normativa. Cada actividad que pueda encuadrarse en este régimen tiene sus propios módulos establecidos. Todos los trimestres pagarás el mismo importe, y la regularización de estas unidades se realizará en tu Renta anual. Modelo 131. IVA Estimación directa Simplificada Cuota de IVA cobrada a tus clientes – cuota de IVA pagada a tus proveedores. Si resulta una cuota negativa, se irá arrastrando de trimestre en trimestre y tan sólo se podrá solicitar la devolución en el 4º trimestre. Modelo 310. Estimación Objetiva En el primer trimestre se computan las unidades de los módulos que se establezcan para tu actividad, y se multiplican por el precio establecido en la normativa. Cada actividad que pueda encuadrarse en este régimen tiene sus propios módulos establecidos. La regularización del IVA se realiza en el 4º trimestre. Modelo 310. Recargo de Equivalencia Los comerciantes minoristas acogidos a este régimen pagan el recargo de equivalencia a sus proveedores, además de su cuota de IVA, lo que les exonera de ingresar las cuotas de IVA cobradas a sus clientes...

Se acercan las declaraciones trimestrales… ¿Cómo organizar tu documentación?

En un mundo ideal a tu gestor le encantaría que cada factura llevara grapado su albarán, su bono de transporte y su justificante de pago, y todas estuvieran correctamente ordenadas por orden alfabético o por orden de fechas. Pero la realidad es muy diferente. Sabemos que el día a día debes ocuparlo en tu trabajo principal, y que no siempre dispones del tiempo suficiente para ser meticuloso con tus documentos. Quizás incluso ni te guste el tema del papeleo. En tal caso, ten en cuenta estos consejos para ir más rápido y que no se te pase nada: Los albaranes y los bonos de transporte no los contabilizamos, por lo que su utilidad principal es que puedas comprobar que lo que te facturan corresponde a la mercancía que realmente te han entregado, o a los servicios que te han prestado. Presta atención en no confundir albaranes con facturas, pues muchos proveedores los hacen casi idénticos. Teniendo en cuenta el apartado anterior, lo que realmente debes prestar atención es en recibir todas las facturas de los proveedores, y reclamarlas si te falta alguna. Almacénalas todas en un mismo lugar para que no tengas que “preparar” los papeles a llevar a tu asesoría: con meter el montón en un sobre, una carpeta o caja será suficiente. Ojo! Ten en cuenta que hay gastos que te puedes deducir de los que no recibirás facturas, y tendrás que preocuparte de obtener tu recibo bancario. Es el caso, por ejemplo, de los seguros, los impuestos municipales o las cuotas de Seguridad Social. Respecto a los ingresos, si haces facturas, te será muy útil imprimir...

¿Me tengo que dar de alta como autónomo?

  En los últimos meses hemos podido observar un sinfín de noticias tanto en prensa escrita, como en redes sociales, como en televisión, indicando que el alta como autónomo no es necesaria en caso de que percibas menos del salario mínimo interprofesional (SMI 2016 = 9.172,80€ anuales), por lo que hemos creído necesario aclarar este tema con los siguientes puntos: El alta en la Agencia Tributaria siempre es de obligado cumplimiento, pues Hacienda no te perdonará la obligación de realizar las declaraciones trimestrales que correspondan a tu actividad, ni el ingreso de la cuota de IVA (si estuvieras en una actividad sujeta a IVA, claro está), ni el ingreso del pago a cuenta trimestral de IRPF (salvo en el caso que más del 75% de tus ingresos tengan retención). Recuerda que en caso de facturar más de 3.005,06€ en un ejercicio a otro autónomo o empresa, éste informará a la AEAT de los importes que le has facturado, facilitando tu identificación. Tus proveedores tendrán igualmente esa obligación si les compras por más de 3.005,06€ en el ejercicio. ¿Entonces hablamos sólo del alta en la Seguridad Social? Efectivamente, y del pago de la correspondiente cuota de autónomo. La Seguridad Social prevé que todos aquellos que “realicen de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo” deben darse de alta. Entonces hecha la ley, hecha la trampa. Una Sentencia del Tribunal Supremo del año 2007 creó jurisprudencia considerando que la palabra “habitual” podría establecerse en función de los ingresos, tomando como referencia el Salario Mínimo Interprofesional. Luego… ¿cómo es la realidad? Si tu trabajo evoluciona, y te das...